,

Ambos fueron abandonados al nacer y ahora son amigos inseparables

Aunque hay muchas historias tristes por todo el mundo, también hay algunas que acaban en finales felices y nos hacen recuperar la fe en la vida.


Este es el caso de Reagan y Buddy un par de amigos inseparables que encontraron la felicidad juntos.

Buddy es un pequeño niño de 3 años que fue abandonado por sus padres al nacer, ya que ellos no podían cuidarlo como se debía, por lo que un juzgado otorgó su custodia a unos padres adoptivos, Sandy y Eric Swiridoff.

Sin embargo, el pequeño no se adaptaba muy bien a su nueva familia y tenía demasiados problemas para relacionarse con los demás, por lo que sus nuevos padres decidieron conseguirle un amigo.


Así llegó a la casa Reagan un cachorro Labradoodle quien también fue abandonado al nacer, y que al conocer a Buddy se convirtió en su fiel cómplice.

Una foto publicada por Reagandoodle (@reagandoodle) el

El niño y el cachorro llevan una amistad increíble, hacen todo juntos y se divierten como nadie.

Una foto publicada por Reagandoodle (@reagandoodle) el

A través de su cuenta de Instagram se puede ver lo inseparables que son.

Una foto publicada por Reagandoodle (@reagandoodle) el


Su historia ha conmovido a tantas personas que tienen más de 184 mil seguidores.

Una foto publicada por Reagandoodle (@reagandoodle) el


Su familia planea sacar un libro basado en su experiencia con el objetivo de recaudar fondos para una asociación que promueve este tipo de adopciones.

Una foto publicada por Reagandoodle (@reagandoodle) el


¿Qué les parece? ¿No es lo más tierno que han visto?

Imágenes vía Instagram/reagandoodle

También te puede interesar leer:¿QUÉ DICE LA RAZA DE TU PERRO SOBRE TU PERSONALIDAD?

Loading...