3 cosas que me ayudaron a bajar de peso rápido tras el parto

La primera vez que me vi en el espejo después de haber dado a luz, a un hermoso y sano bebé de 8 libras y 4 onzas, no pude evitar sentirme sumamente afligida pensando en cómo me quitaría de encima las 33 libras (15 kilos) que subí durante el embarazo. Las dimensiones que habían alcanzado mis piernas, caderas y el área del abdomen, no me llevaban más que a la conclusión de que nunca recuperaría mi figura.


Sin embargo, cuatro meses después aquí estoy, usando la misma ropa que usaba antes del embarazo  y sintiéndome mucho más saludable que nunca. ¿Cómo lo hice? Debo decir que aunque el camino no ha sido nada fácil –y todavía tengo que perder varias libras- fueron tres cosas en particular las que me ayudaron a bajar de peso rápido tras el parto.

Amamantar

Ya había escuchado más de una vez que dar el pecho, además de aportar grandes beneficios a la salud del bebé y la madre, ayudaba con la pérdida de peso. Esto debido a que “para la producción de la leche materna el cuerpo utiliza las reservas energéticas retenidas durante el embarazo”, como sostiene un reporte del portal Consumer.es. Y en mi caso, esto me ayudó muchísimo, pues cuatro semanas después de haber dado a luz, ya había perdido alrededor de 13.23 libras (6 kilos). Desafortunadamente, no pude seguir dando de lactar debido a que producía muy poca leche y mi bebé tenía un problema en la boquita para succionar, así que tuve que olvidarme de la lactancia.


Faja post parto

Desde el segundo día que me levanté de la cama tras dar a luz, utilicé una faja postparto que me proporcionaron en el hospital y aunque esa me sirvió por un tiempo, conforme me iba recuperando (mi bebé nació por cesárea) tuve la necesidad de buscar algo que me diera un mejor soporte y una mayor compresión. Fue así como, después de probar varias fajas (incluso una incómoda waist training) decidí quedarme con Mother Tucker Corset de Belly Bandit, una faja postparto, que me daba la compresión necesaria sin que me sintiera incómoda, que además no se notaba debajo de la ropa y que era muy fácil de poner (no tenía que hacer malabares para colocármela y reacomodármela en lugares tan incómodos como el baño).

Y hasta ahora utilizo esa faja para todo, en lo que recupero por completo mi peso.

Screen Shot 2016-03-14 at 11.22.47 a.m.

 

 

 

 

Programa para bajar de peso  

Sinceramente, no creía mucho en los programas para bajar de peso, pero después de ver los resultados que obtuvieron varias amigas con un sistema llamado “21 Day Fix”decidí probarlo. Básicamente el programa parte de la idea que se ha desarrollado en varios estudios y que establece que una persona es capaz de crear un hábito en solo 21 días. Lo que me gustó de este programa desde el principio, es que no te impone una dieta estricta y poco saludable, más bien te enseña a controlar las porciones mediante un sistema de contenedores. Además, incluye un manual con recetas y con toda la información sobre qué cantidades debes comer, según tu peso y tu estatura.

El sistema incluye también un deliciosos batido en polvo con ingredientes naturales, que debes incluir en tu dieta durante 21 días para incrementar los niveles de energía, mejorar tu sistema digestivo y ayudarte a controlar los antojos ¿Lo mejor de todo? Dos veces a la semana te puedes permitir desde una copa de vino hasta unas chips ¡y todo sigue siendo parte del plan de pérdida de peso! ¡Loved it!

Finalmente, el programa también incluye, un paquete de DVD’s con ejercicios que debes hacer para tonificar el cuerpo. Lo que me gustó de este sistema, es que las rutinas solo duran 30 minutos, por lo que es perfecto para las nuevas mamás que apenas tienen tiempo. En mi caso, hago los ejercicios mientras mi bebé duerme. Y la verdad, me ha funcionado muy bien, pues comencé a ver resultados desde la segunda semana. Eso sí, TIENES que seguir el plan al pie de la letra para ver mejores resultados.

via GIPHY

Es importante mencionar que estas cosas me funcionaron a mí y que puede que a otra persona no le funcionen o le tome más tiempo regresar a su talla. Yo me recuperé muy rápido de la cesárea, pero puede haber mamás que requieran un mayor tiempo de recuperación antes de ponerse a hacer ejercicio o colocarse alguna faja postparto.

Por eso es súper importante que lo hablen con su médico para que las asesore sobre qué es lo más conveniente para cada caso.

¡Ahora sí mamás cool, a darlo todo!

#MamiPower