Esta pareja abre un regalo de boda 9 años después y es INCREÍBLE

¿Por qué esta pareja tardó casi nueve años en abrir uno de sus regalos de boda? Muy sencillo, porque en el paquete ponía que no la abrieran hasta su primera discusión.


Kathy y Brandon Gunn se casaron el 1 de septiembre de 2007 y a pesar de que en este tiempo, han tenido muchas peleas, nunca se decidieron a abrir la caja que les regaló Alison, la tía abuela de ella, puesto que lo consideraban un fracaso en su relación. Pero cuando por fin decidieron abrirla, encontraron dos notas escritas a mano, dinero, copas de cristal, un jarrón y una caja de productos para el baño. La nota que iba dirigida a Kathy ponía que se comprara una pizza y se preparara un baño. En la nota dirigida a Brandon, le pedía comprar flores y una botella de vino.

“Acostamos a los niños y disfrutamos de una copa de vino. Estábamos hablando de lo ilusionados que estábamos por ir a una boda en Kalamazoo (donde nos conocimos y fuimos a la universidad) y sobre cómo eso podría ser el regalo perfecto para los recién casados. Así que me puse a recordar el día de nuestra boda (hace casi nueve años) e intenté recordar los regalos que más habían significado para mí. Y lo gracioso es que el regalo que más había significado para mí, todavía estaba en el armario… sin abrir.

El día de nuestra boda, mi marido Brandon y yo recibimos un regalo de mi tía abuela Alison. Sobre la caja blanca había un sobre que decía: ‘No abrir hasta la primera discusión’. Obviamente, ha habido un montón de discrepancias, discusiones y portazos a lo largo de estos nueve años. Incluso hubo un par de momentos en los que ambos nos planteamos rendirnos… pero nunca abrimos la caja.


Sinceramente, creo que los dos evitamos recurrir a la caja porque simbolizaría nuestro fracaso. Para nosotros, habría significado que no teníamos lo que hacía falta para que nuestro matrimonio funcionara, y los dos somos demasiado cabezotas. Así que nos obligaba a reevaluar la situación. ¿De verdad era el momento de abrir la caja? ¿Y si no era nuestra peor discusión? ¿Y si teníamos por delante una peor y ya no teníamos la caja para esa? Como decía mi tío abuelo Bill, ‘nada es tan malo como para no poder empeorar’.

Durante todo ese tiempo, dimos por hecho que la caja contenía la clave para salvar un matrimonio —un viejo truco— desconocida para unos novatos como nosotros. Después de todo, mis tíos llevaban casados más de medio siglo. Así que pensamos que la caja nos salvaría; y lo hizo, en cierto modo. Creo que esa caja llegó más lejos de lo que mi tía abuela pretendía. Fue el mejor regalo de boda con diferencia.

Durante nueve años (y tres mudanzas) esa caja ha estado esperando en una estantería del armario, cogiendo polvo, pero, de alguna manera, nos ha enseñado algo sobre tolerancia, comprensión, compromiso y paciencia. Nuestro matrimonio se fortaleció cuando nos convertimos en mejores amigos, socios y compañeros de equipo. Decidimos abrir la caja porque tuve una revelación. Me di cuenta de que las herramientas para crear y mantener un matrimonio fuerte y sano nunca estuvieron dentro de una caja, sino dentro de nosotros”.

¿No es el mejor regalo que has visto nunca? 🙂

Foto Facebook 

También te puede interesar leer: SALIR DE FIESTA EN PAREJA ES BUENO PARA TU RELACIÓN (SEGÚN LA CIENCIA)