Experiencias sexuales que debes vivir antes de los 30

Algunos estudios establecen que alrededor de los 30 años de edad, las mujeres alcanzan un “pico” sexual, ya que al parecer es en esta etapa cuando más gozan de su sexualidad, gracias a la experiencia obtenida durante su segunda década de vida. De ahí la importancia de prepararse para llegar -como toda una experta- a los 30 años. Estas son las experiencias sexuales que te prepararán para gozar más bajo las sábanas.


Sexo con un desconocido. Es apasionado, intrigante y sumamente excitante. Tu sabrás cómo y cuándo es el momento perfecto para probarlo, solo toma tus precauciones y SIEMPRE usa protección.

Sexo con alguien mayor. Un hombre más grande que tú, seguro te enseñará uno que otro nuevo truco bajo las sábanas. Además, te hará sentir protegida y súper deseada.

Sexo con un chico más joven. Este encuentro no solo levantará tu autoestima, también te hará sentir como una chica seductora que lleva el mando y tiene mucha más experiencia. Eso sí, asegúrate de que el chico en cuestión es mayor de edad, ¡no te vayas a meter en problemas por no preguntar la edad!


Maratón de sexo. Tener más de un orgasmo durante una sesión, es una experiencia que toda chica debe probar. Te ayudará a conocer mejor tu cuerpo y a saber cuáles son las cosas que más te excitan.

Sexo en un lugar público. La sensación de ser encontrados teniendo sexo, en cualquier momento, te volverá loca de placer. Además, te dará mucha experiencia en el arte de los “rapiditos”.

Sexo telefónico o cibernético. Te hará sentir sumamente sexy y te enseñará mucho sobre el arte de la seducción, ya que necesitarás una voz seductora para engancharlo por el teléfono, o una imagen provocativa para que no se despegue de la computadora.

Sexo a mitad de la noche. Es espontáneo y apasionado. Te dará lecciones de cómo llevar a tu pareja al placer en cuestión de segundos, así como sobre la importancia del factor sorpresa para calentar una sesión.

Sex tape. Te hará sentir como una estrella del porno: sexy, atrevida y juguetona. Esta es una experiencia que es mejor llevar a cabo con alguien que conoces y a quien le tienes mucha confianza, para evitar que se pudiera filtrar el video.

Sexo contigo misma. Tocarte te enseñará qué es lo que a tu cuerpo le fascina, y qué partes son las más sensibles. Con un par de juguetes sexuales, la diversión será mayor.

Sexo salvaje. El lenguaje sucio, los rasguños, las nalgadas, le darán un toque ardiente a la relación sexual. Esta experiencia también te enseñará qué es lo que te prende y qué es lo que DEFINITIVAMENTE no va contigo.

Loading...