5 tips para que tus pies luzcan impecables (sí, también durante los meses de frío)

Se fue el verano, guardamos las sandalia y los pies pero eso no significa que no tenemos que cuidar la apariencia de nuestros pies aún en invierno.


“Es muy importante que sepan que los pies merecen la misma atención y cuidado que las manos”, comenzó diciendo Joaquín Manuel de Avant-Garde Salón & Spa en Miami. “Y para lucir unos pies bonitos y arreglados, además de proteger y cuidar la piel, debemos cuidar el aspecto y la salud de las uñas”, puntualizó el experto.

“Lo primero que le recomiendo a mis clientas es que deben mantener sus uñas sanas. Los pies, a diferencia de las manos, están más expuestos al castigo, ya sea por los zapatos deportivos, zapatos cerrados, zapatos muy altos, etc, todo esto pueden contribuir a lastimar las uñas de los pies”.

Un buen pedicurista debe estar pendiente a la condición en que se encuentran las uñas. Debe saber identificar una uña infectada, con hongos, uñas lastimadas, y cualquier anomalía que pueda identificar para de esa manera recomendarle a la clienta el tratamiento o especialista que debe visitar.


Cómo lograr que tus pies luzcan impecables:

  1. Realizarte una buena pedicura: Lo ideal es hacer la pedicura de manera regular, ya que esto marcará la diferencia entre unos pies bien y mal arreglados. Por lo menos 2 veces al mes visita a tu pedicurista y que te realice una pedicura detallada.
  2. Si tus uñas son débiles y quebradizas opta por un tratamiento fortalecedor que les ayude a recuperar su estado natural de manera más rápida. Tu pedicurista te puede recomendar el mejor.
  3. Recuerda que las uñas de los pies también pueden verse afectadas por la aparición de hongos, trastorno conocido como onicomicosis. Cuando se produce una infección por hongos, la uña se vuelve de color amarillento, más gruesa y grande. Tu pedicurista puede notar cualquier anomalía y recomendarte algún especialista.
  4. Los pies también se deben proteger de los elementos exteriores como el sol. Sobre esto Joaquín Manuel puntualizó: “Para que la piel esté suave y bien cuidada, aplica una crema humectante con protección solar. Recuerda exfoliarlos, para esto puedes utilizar una piedra pómez en los talones mientras te bañas y luego le aplicas una crema humectante”.
  5. Mucha cautela al comprar zapatos. El tamaño de los pies cambia con el paso de los años; por lo tanto, mídase siempre los pies antes de comprar zapatos. La mejor hora del día para medírselos es al final del día cuando los pies están en su punto más ancho. No sacrifiques tus pies por unos zapatos bonitos. Sí los zapatos no son la horma perfecta para tus pies, además de ser incómodos, te pueden producir callos, deformar los pies y además, siempre se nota cuando un zapato no es cómodo.

Imagen vía iStock/MilkyM