2 posiciones de yoga para practicar en la oficina (Súper útiles)

Cuando sientas que estás muy agobiada y que el trabajo te supera, toma solo 10 minutos de tu día y realiza estos dos ejercicios de yoga en la oficina. Seguro que así encontrarás un balance y tu día será mucho más productivo.


Badhakonsana o sentado de mariposa. 

La posición mariposa es el mejor abridor de caderas que existe y estira el interior de los muslos, las ingles, y las rodillas. Además ayuda a aliviar la depresión leve. Al pasar muchas horas sentadas frente a la computadora es una de las partes del cuerpo que más se resiente.

Cómo hacerla:


1. Sentada en la silla, dobla las rodillas y coloca las plantas de los pies juntas, si los pies se salen de la silla, colócate en el suelo.

2. Trata de acercar los talones hacia la pelvis, y con los dedos de las manos entrelazados agarra los pies.

3. Inhala profundamente y exhala presionando los muslos y rodillas abajo hacia el suelo relajando las caderas. Comienza a mover las rodillas y muslos de arriba a abajo como las alas de una mariposa. Lentamente incrementa la velocidad del movimiento; respiración normal

4 . Disminuye lentamente la intensidad del movimiento hasta relajar las piernas. Inhala profundamente y cuando exhalas lleva tu torso hacia adelante con la columna recta y la cara mirando al frente. V. Presiona tus codos sobre los muslos o rodillas, empujando los muslos o rodillas hacia el suelo. 5 respiraciones aquí y despacio vuelve a la posición inicial.

 

Uttanasana o flexión hacia delante con brazos

Por las posiciones que tenemos al estar sentadas, los hombros pueden estar encogidos y los muslos por detrás (isquiotibiales) acortados y rígidos con sensación de pesadez.

Para acabar con este problema este movimiento ayuda a aliviar la tensión en la espalda, hombros y el músculo trapecio. También es un estiramiento completo de piernas y reduce el abdomen.

Cómo hacerlo:

1. De pie abre las piernas la anchura de tus caderas, pies paralelos, mete el abdomen y deja caer el torso hacia delante doblando las rodillas. Suelta los brazos hacia el suelo y lleva el peso a los dedos de los pies.

2. Deja que cuelgue la cabeza y suelta la columna y dejándote caer trata de estirar las piernas. Realiza 3 respiraciones profundas.

3. Lleva los brazos por detrás de la espalda y entrelaza los dedos de las manos detrás de la espalda tratando de bajar las manos hacia el suelo y relaja los hombros.

4. Más peso hacia los dedos de los pies y haz 3 respiraciones profundas.

 

También te puede interesar leer: BIKRAM YOGA: TONIFÍCATE A 98°F DE TEMPERATURA