3 tips para elegir propósitos alcanzables en 2016 (YOU CAN DO IT!)

Siempre por estas fechas nos vienen a la cabeza muchos propósitos que queremos hacer el año que entra: dejar de fumar, ponernos a dieta, apuntarnos al gimnasio… ¿Te suenan?


La mayoría de estos objetivos tienen fecha de caducidad y, según los expertos, aunque te parezca increíble esa fecha es el ¡17 de enero! Así que para este 2016 te animamos a que tus propósitos conecten contigo y te motiven realmente para que los puedas llevar a cabo y que en febrero la frustración no se apodere de ti. 😉

Aquí te mostramos 3 sencillos tips para poner a prueba tus deseos para el año nuevo:

Screen Shot 2015-12-28 at 5.13.33 AM1.-Pon tus propósitos en positivo. Si te digo que no pienses en un elefante verde con orejas rosas… ¿en qué estás pensando? Nuestro cerebro no procesa el ‘no’ ni el ‘dejar de’, se queda con el resto de la información y se enfoca en ella por lo que, si te propones ‘dejar de fumar’, la palabra que seguirá tu mente es la de ‘fumar’ y se irá tras ella, no seguirá el ‘dejar de’. Entonces, ¿qué te parece si vemos qué es lo que hay realmente detrás de ese propósito preguntándote ‘para qué’ quieres hacerlo?


¿Para qué quiero dejar de fumar? Aquí puede haber multitud de motivos: para estar más sano y sentirme mejor, para respirar mejor, para tener más resistencia haciendo deporte… Investiga qué hay detrás de dejar de fumar para focalizar ahí un objetivo positivo y que te motive.

Screen Shot 2015-12-28 at 5.13.54 AM2.- Elige propósitos que te aporten. Cuando elijas uno de esos nuevos propósitos, piensa qué te aporta realmente. Esto va ligado a lo que decíamos en el anterior apartado. Es decir que, si quieres ponerte a dieta, sería bueno que te preguntes: ¿para qué quiero ponerme a dieta? ¿Qué me aporta eso? Si tus respuestas te resultan lo suficientemente motivadoras y conectan realmente contigo tendrás muchas más posibilidades de llevarlo a cabo que si simplemente es por un simple ‘para gustar a los demás’.

Screen Shot 2015-12-28 at 5.13.45 AM3.- Déjate fluir. Puede ser que tu vida te guste como es o que te desmotives todos los años cuando te pones objetivos que finalmente no llevas a cabo; o que no lo tengas claro y elijas cosas que no conectan contigo lo suficiente. Puede ser que tu propósito sea no proponerte nada y simplemente dejarte fluir con lo que la vida te depare en el año próximo. No hay por qué comenzar el año con propósitos nuevos, pueden ir surgiendo según van pasando los meses, pero si realmente deseas conseguir algo diferente en el próximo año y no tienes claro el qué, obsérvate durante unos días y anota todo lo que ha sido importante para ti.  No tienen por qué ser grandes cosas, puede ser el abrazo de una compañera de trabajo por la mañana, ayudar a una persona en el metro, reír con amigos, hablar por teléfono con la familia… Si estas cosas son las importantes para ti, proponte tener más de ese universo de pequeñas cosas que te hacen tu día a día más feliz en el año que entra ya que, al final, no importa la magnitud del propósito, lo único que importa es que te haga FELIZ.

Por tanto, sea cual sea tu propósito para el nuevo año ya sabes: ponlo en positivo, piensa en para qué lo quieres hacer y déjate fluir. ¡Así tu próximo año estará lleno de objetivos que podrás alcanzar y te harán feliz!

TEXTO POR: MELISA GONZÁLEZ TERRIZA, MelightCoach

 

También te puede interesar leer: 10 señales de que un hombre te ama de verdad