Probamos este fácil truco y conseguimos una manicura perfecta

Ya conocíamos los beneficios que un producto como el baking soda tenía para la limpieza del hogar ya que como sabes, por una parte te ayuda a limpiar los sanitarios del baño y dar blancura a tu ropa y además, incorporado en nuestra rutina de belleza nos ayuda a blanquear dientes y axilas. ¡Pero esta semana descubrimos que también lo puedes usar en tus manicuras! Sí, como lo lees.


Arm & Hammer nos mostró cómo el bicarbonato de sodio -o baking soda- es un excelente exfoliante para las manos y uñas y además ayuda a reblandecer las cutículas para que luego puedas extraerlas con mayor facilidad.

Tan sólo con una pequeña cucharadita de este producto mezclada con agua, se consigue una pasta que puedes aplicar en las uñas y cutículas. Debes mantenerla durante 5 minutos y una vez ese tiempo ha transcurrido, debes lavarte las manos. ¡Eso es todo!

En el siguiente paso solo tienes que elegir el esmalte que más te guste y atreverte con un sencillo diseño como éste, con un triángulo en la parte inferior de la uña.


¿Conocías este truco?

 

Tarde de manicura en @paintboxnails gracias a #ArmAndHammer #ConsejosBakingSoda #BakingSodaTips

A photo posted by Latina COOL (@latinacoolmag) on

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *