¡El verano ya llegó! No te olvides de seguir cuidándote (FIT, HEALTHY & COOL)

Cuando llega el verano muchas veces dejamos de prestarnos tanta atención como lo hemos hecho en las estaciones anteriores. Las vacaciones y los cambios de horarios hacen saltar por los aires todos nuestros hábitos, poniendo nuestra vida patas arriba. Desde Latina Cool vamos a darte unos consejos para que el verano no te “descontrole” más de lo necesario.


 

Continúa cuidando tu dieta

Muchas veces, cuando estamos de vacaciones, es muy difícil seguir llevando una dieta equilibrada o tan saludable como la que llevamos el resto del año. Ya sea porque comes fuera de casa, porque no te apetece cocinar tanto o porque simplemente resulta irresistible comer los maravillosos platos típicos. Y claro que sí, ¡hay que comerlos! No todo en la vida va a ser fruta y verdura. Por eso, para equilibrar los excesos, intenta compensar tus comidas. Es decir, que si un día tomas mucha grasa o carbohidratos intenta al día siguiente tomar más fruta y verdura. Pero lo que nunca debes hacer es dejar de comer.

 

Bebe mucha agua


No te olvides de beber agua. La mayoría de las veces cuando viajamos o cambiamos nuestros hábitos, olvidamos beber la suficiente agua lo que provoca que retengamos más líquidos y la piel éste más seca y no luzca tan saludable. Por tanto, intenta tener siempre algún líquido fresquito al lado para ir bebiendo poco a poco. Tu cuerpo te lo agradecerá.

 

Cuida tu piel

La piel es uno de los órganos más importantes del cuerpo y la debemos cuidar todo el año. No obstante en verano debemos de poner aún más atención. Acuérdate de utilizar crema solar con un alto factor de protección en la cara y en el cuerpo al menos cada dos horas, no sólo si vas a tomar el sol, sino también si vas salir a la calle, a dar una vuelta o a tomar algo. Además, si puedes, ponte un gorro o sombrero para que no te de tanto sol en la cara. Seguramente ahora lo verás como algo innecesario, pero si no te cuidas con el tiempo te pueden salir manchas que luego son difíciles de quitar.

 

Protege tu pelo

En esta estación, el estar largo tiempo expuestas al sol y bañarnos en el mar o en la piscina, hace que tu pelo se vaya estropeando, pierda hidratación e incluso acabe teniendo un color pajizo muy distinto al que tenías al principio del verano. Para intentar que esto no suceda, puedes utilizar champús y acondicionadores con protección solar o para el cuidado del color. Además, por lo menos una vez a la semana, intenta hacerte una mascarilla para que el cabello no se deshidrate.

 

Ejercita tu cuerpo

Muchas veces, cuando llega el calor o nos vamos de vacaciones, no nos apetece meternos en un sitio cerrado a hacer ejercicio, y lo entendemos. Pero para no peder todo lo que has conseguido trabajando todo el año, te animamos que pruebes otro tipo de actividades. Por ejemplo, si vas a la playa, ¿por qué no te animas a probar deportes acuáticos cómo el surf, el paddle surf o el windsurf? También puedes jugar con las palas o al voley-playa o simplemente puedes dar largos paseos por la orilla del mar o la montaña. O por qué no… probar actividades más relajadas como el yoga o la meditación. Seguro que lo vas a disfrutar mucho, y te ayudará a que la vuelta en septiembre no sea tan dura.

 

Foto: iStock 

También te puede interesar leer: SHAKE IT UP: BATIDOS Y JUGOS NATURALES PARA EL VERANO (FIT, HEALTHY & COOL)

Loading...