No lavar tus brochas de maquillaje puede ser un peligro (Te decimos por qué)

Una chica casi muere por no lavar sus brochas de maquillaje y nos deja pensando mucho sobre los peligros que se esconden en nuestra propia casa. Aquí te contamos su historia y te damos algunas recomendaciones.

¿Hace cuánto no lavas tu material de maquillaje? Es decir, ¿tus brochas, esponjas, cepillos y demás utensilios? Si ni siquiera te acuerdas cuándo fue la última vez, seguramente después de leer esta historia, vas a correr a lavarlas con todas las ganas del mundo, si no lo crees sigue leyendo.


Hoy queremos compartirte el terrible caso de Katie Wright, una joven que tuvo una experiencia cercana a la muerte, por no mantener la higiene necesaria en sus productos de maquillaje. Y lo peor de todo, es que la mayoría estamos expuestas a que nos pase algo similar ¡OMG!

Katie narró su experiencia, a través de sus redes sociales, para crear conciencia sobre la importancia del lavado de cualquier utensilio que tenga contacto directo con tu rostro y que podría causarte problemas de salud graves.

chica casi muere por no lavar sus brochas de maquillaje

Twitter/katiewright

Hace una semana decidí reventar, lo que pensé que era un grano que tenía cerca de la ceja, porque llevaba bastante tiempo allí, y era demasiado doloroso para ignorarlo, una hora después mi cara entera se hinchó y me dolía muchísimo, sentía que algo estaba quemando mi piel, fui corriendo a la sala de emergencias y allí me dijeron que tenía un tipo de infección por estafilococos y como ya estaba en mi piel corría el riesgo de que se extendiera por mis ojos dejándome ciega permanentemente o se podría dirigir al cerebro y podría matarme“.

chica casi muere por no lavar sus brochas de maquillaje

Twitter/Katiewright

Tras una extensa revisión, Katie y sus doctores se dieron cuenta que el pincel con el que se perfilaba las cejas era el causante probable de la infección y que, seguramente, muchas de sus esponjas o brochas también estaban contaminadas por esta terrible bacteria.


Los doctores, por su parte, le confesaron que, si no hubieran encontrado el problema a tiempo, el desenlace de esta historia hubiera sido muy trágico.

El hecho de que esta chica casi muere por no lavar sus brochas de maquillaje, es súper aterrador, pero al mismo tiempo, nos deja una gran lección que no hubiéramos considerado si no fuera porque Katie tuvo el valor de compartirlo, ¡Gracias!

¿Qué es una infección por estafilococos?

De acuerdo al sitio MedlinePlus, los Staphylococcus son un grupo de bacterias de las cuales existen más de 30 tipos, sin embargo, el responsable específicamente de las infecciones por estafilococo, lo causa una especie llamado Staphylococcus Aureus.

Según esta fuente, las infecciones de la piel, son las más comunes provocadas por estafilococos. Sin embargo, esta bacteria también puede provocar daños en los huesos, el torrente sanguíneo e incluso el corazón. En los casos más delicados, podría ser el causante del “Síndrome del shock tóxico”, una afección que podría ser mortal.

¿Cómo nos atacan? Los estafilococos podrían estar en la superficie de nuestra piel, por ejemplo, sin provocar una infección. El peligro ocurre cuando hay una herida en nuestra piel, pues esto daría paso a que dichas bacterias ingresaran a nuestro organismo. Otro factor a tomar en cuenta, es que los estafilococos, se pueden propagar de persona a persona e incluso, hallarse en objetos como toallas, manijas de la puerta, el control remoto, etc.

¿Cómo podemos evitar este tipo de infecciones? Lavándonos las manos constantemente, no compartiendo objetos de uso personal como toallas, ropa o sábanas, (con personas que tengas este tipo de infección) y manteniendo cualquier corte o herida cubierta.

¿Cómo podemos limpiar nuestras brochas para evitar que nos suceda algo similar a lo que vivió Katie?

Antes que nada, es importante mencionar que previo a usar tus herramientas de maquillaje, debes lavarte muy bien las manos para evitar trasladar cualquier tipo de bacteria, a tus productos de belleza. Asimismo, se recomienda que las brochas o pinceles que utilices, sean lavadas por lo menos cada dos semanas, con agua caliente y con jabón.

En cuanto al maquillaje en sí, en el caso de los polvos, por ejemplo, se recomienda utilizar un pañuelo, antes de aplicar,  para quitar la capa superior que cubre el maquillaje. El delineador, lo puedes esterilizar poniéndole unas gotitas de alcohol y dejándolo secar bien antes de aplicar. En cuanto a las máscara de pestañas, se recomienda su reemplazo cada tres meses, para evitar infecciones oculares, como recomienda el sitio Vogue.mx.

Y ahora, ¿ya van a lavar sus brochas y demás utensilios de maquillaje? ¡Nosotras, seguro que sí!

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.