¿Conoces la inspiradora historia de esta repartidora de Uber Eats?

La historia de esta repartidora de Uber Eats nos muestra que todavía estamos muy lejos de eliminar los prejuicios, y muchas veces las mujeres somos las peores jueces de otra mujer. 

A pesar de lo que todo el mundo pueda pensar los millennials no usamos las redes sociales para publicar selfies o postear videos de mascotas tiernas (bueno, si lo hacemos, pero no solo hacemos eso), también hay personas que logran ayudar y contar la historia correcta gracias a un post. 


Este es el caso de Alan Calderon un usuario de Facebook que compartió una imagen de una chica repartidora de Uber Eats que estaba realizando su trabajo a pie y en compañía de un pequeño niño.

“Algunas mujeres se la pasan lamentando que no hay trabajo, que no hay oportunidades para mamás solteras, que nadie les cuida a los hijos y victimizándose por los hombres que ellas mismas eligieron. Otras simplemente luchan y triunfan. Bendiciones para ti si lo llegas a ver.” Escribió Alan. 

historia de esta repartidora de Uber Eats
Facebook

La imagen comenzó a hacerse viral y miles de personas la compartieron en su social media, lo impactante fue que no todos eran comentarios positivos. Aproximadamente el 50% de las respuestas eran criticas muy severas y estaban escritas por otras mujeres (¿Dónde quedó el feminismo y sororidad aquí, eh?) 

“Yo espero que un juez le haga justicia a ese niño que no está en edad de trabajar.”

“Igual la chica sólo lleva la mochila sin comida por equis cuestión, ya para todo hacen una telenovela”

“¿Para eso quieren tener hijos?” 

“Y luego hasta se embarazan de otro bebé  para que las mantengan”

“¡Este tipo de mujeres no sabe ni para que sirven los preservativos!”

En medio de esta batalla de cientos de respuestas y justo cuando pensábamos que ya sabíamos todos los ángulos de esta historia la protagonista aparece y deja un comentario que nos dejó a todos con la boca abierta: 


“Hola soy yo la de la foto y pues que lastima que juzguen sin saber, les cuento un poco el es mi sobrino a veces lo cuido como es ese caso y a veces me llevo a mi hija los voy turnando CASI MAS LOS FINES DE SEMANA, PERO PORQUE ES MUCHO RIESGO TANTO PARA ELLOS COMO PARA MI !!!!  pero si soy repartidora y si me dedico solo a repartir y no me da pena de hecho mi niña tiene 6 años y si me cuido (cosa que no les debería de explicar) por el momento solo es ella no quiero tener más hijos SOY REPARTIDORA ANDO CAMINANDO Y NO ME DA PENA ES UN TRABAJO Y HAY QUE SALIR ADELANTE”

historia de esta repartidora de Uber Eats
Facebook

¡BUUUUUM! Nancy, la repartidora, fue super valiente, no solo en la vida real saliendo a hacer su trabajo y cuidando a su hija y su sobrino, sino que tampoco se dejó intimidar por los miles de haters que estaban juzgándola y condenándola en el mundo virtual. Ella nos demostró que si bien es cierto la vida no es fácil, siempre hay una manera de salir adelante y con la frente en alto. 

Finalmente tenemos que reconocer que no todo fue malo, hubo varias chicas que nos hicieron recuperar la fe en la humanidad (y en nuestro género) al ofrecerle sinceramente ayuda, desde apoyarla con estancias infantiles, hasta regalarle bicicletas o motocicletas para hacer su trabajo mas eficiente. 

historia de esta repartidora de Uber Eats
Facebook

¡Bien por ellas! recordemos que si UNA se cae nos caemos todas, y si se levanta una nos levantamos TODAS. 

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.