¿Hay futuro en la economía gig? ¡Por supuesto!

Por Guadalupe Vicón 30 de Junio de 2022 — (NOTICIAS NEWSWIRE) — Seamos realistas, vivimos en constante incertidumbre financiera con los precios de la gasolina aún al alza, la inflación en su nivel más alto en los últimos 40 años, la "gran renuncia" que sigue en auge y las empresas congelando contrataciones. Pero una cosa …

Por Guadalupe Vicón


30 de Junio de 2022 — (NOTICIAS NEWSWIRE) — Seamos realistas, vivimos en constante incertidumbre financiera con los precios de la gasolina aún al alza, la inflación en su nivel más alto en los últimos 40 años, la "gran renuncia" que sigue en auge y las empresas congelando contrataciones. Pero una cosa es segura: aprovechar los trabajos que ofrece la economía gig (o flexible) es el consejo más frecuente de quienes tienen el beneficio de crear su propio horario de trabajo y pueden decidir cómo, cuándo, y dónde trabajar.

De inmediato, varias preguntas saltan a la mente: ¿cuánto pagan en esos trabajos independientes? ¿Esas oportunidades son sólo por una vez o permanentes? Tradicionalmente, el trabajo independiente ha tenido mala reputación porque se cree que quienes laboran de manera independiente no son capaces de mantener una estabilidad laboral, no son confiables o solo quieren hacer el mínimo esfuerzo, pero ¿es cierto?

Geyler, quien trabaja como cocinero y servidor de eventos en el Área de la Bahía, asegura que esa percepción es un gran error. En 2019, éste inmigrante de Guatemala se inscribió en Instawork, una aplicación de trabajo flexible, y asegura jamás volverá a tener un trabajo tradicional. ¡Y lo dice con razón! El año pasado, Geyler obtuvo un ingreso de $145,000 dólares, más que un piloto de línea aérea, un experto en marketing o incluso un gerente financiero, posiciones que el U.S. News incluyó en la lista de Trabajos Mejor Pagados para el 2022. ¿La cereza en el pastel? Geyler tiene además la libertad de elegir su horario. “Trabajé 26 años en un restaurante, pero apenas ganaba lo mínimo; y era una pesadilla reportar días de enfermedad o pedir vacaciones. Ahora trabajo cuando quiero y donde quiero, usando la aplicación”, dice Geyler.


Maegan Pisman cuenta con un doctorado en ciencias del comportamiento y es investigadora en jefe en Instawork. Hace cinco años, ella comenzó a notar que el trabajo flexible comenzaba a cobrar fuerza, pero fue la pandemia la que aceleró la transición. “Históricamente, había una mala reputación en torno a quienes realizan trabajos por contrato, pero la pandemia cambió nuestra percepción en torno a la felicidad y la satisfacción laboral. La 'gran renuncia' dejó en claro que los trabajadores quieren tener más control sobre el ritmo de sus vidas y cómo administrar su propio tiempo; ahora quieren ser sus propios jefes”, dijo la doctora Pisman.

El aumento en la fuerza laboral temporal quedó claro en un informe que el Pew Research Center publicó en el 2021: el 9% de los adultos en los Estados Unidos obtuvo ingresos adicionales a través plataformas laborales en comparación con el año anterior. Los resultados además indicaron que los hispanos participan más que cualquier otro grupo étnico en la economía gig. En una encuesta interna de Instawork, la doctora Pisman además notó que los trabajadores flexibles que se inscriben en su plataforma tienen niveles educativos más elevados: el 33% de la fuerza laboral tiene algún grado de educación universitaria y el 15% cuenta con una licenciatura. Para Pisman, “la razón por la que hay trabajadores con mejor preparación académica en la economía flexible se debe a que resuelve las necesidades inmediatas de los trabajadores, ya sea volver a la escuela o seguir una nueva carrera o cualquier otra actividad. Los trabajos flexibles permiten a los trabajadores encontrar un balance entre sus necesidades y sus preferencias”.

Aldo es uno de esos trabajadores temporales con educación universitaria que aún busca incrementar su nivel académico. Hace cinco años hizo la transición al trabajo flexible y ahora está buscando una certificación en diseño de modas. “Los trabajos de 9 a 5 son estáticos y a mí me gusta tener flexibilidad, no solo en cuestión de tiempo e ingreso, sino por la increíble oportunidad de trabajar en diferentes lugares todo el tiempo, un día puedo trabajar en un estadio de béisbol y al siguiente en un evento corporativo de alta gerencia, las opciones aquí son ilimitadas”, dice Aldo.

Aún con historias y experiencias laborales diferentes, Geyler y Aldo coinciden en que hay tres pasos para tener éxito en la economía gig: ¡cumplir los turnos con los que te comprometes, ser siempre puntual y dar lo mejor de ti!