¿La vida de las It Girls es tan “perfecta” como parece en Instagram?

Essena O’Neill de tan solo 19 años, abandonó Instagram hace un tiempo y se atreve a contar la verdad sobre su superficial vida como It Girl.

Essena comenzó a compartir sus fotos en las redes sociales con 12 años y como muchas otras chicas, creció obsesionada con su aspecto físico. Según su popularidad iba creciendo -llegó a alcanzar el medio millón de followers en esta red social-, muchos de sus fans se metían con ella por sólo darle importancia al aspecto físico. Al mismo tiempo, las marcas de moda la usan como un mero instrumento para promocionarse, llegando a hacerla sentir como un simple “maniquí”.


“Prendas de ropa carísimas, regalos de marcas exclusivas, escenas en las que su cuerpo de menor de edad aparecía completamente sexualizado, posturas imposibles, kilos y kilos de maquillaje para tapar los granitos de su adolescencia, sonrisas forzadas para mostrar algo que ella en realidad no era, y mucha falsedad”. Este es el mensaje que ahora la joven quiere transmitir a todas las demás chicas y a su yo de los 12 años.

Tras ver este vídeo donde la australiana explica lo miserable que se sentía, nos hemos dado cuenta que la vida de estas chicas no es tan perfecta como nos quieren hacer ver a través de sus fotografías.

“Me he hecho más de 50 fotos hasta que he conseguido una que quizá les guste, después he tardado años en editar este selfie con un montón de apps sólo para sentirme socialmente aceptada por ti”.


Sin duda, una realidad muy dura a la que pocas veces le prestamos atención.
Loading...